Campesinos de Guadal solicitan mesa de trabajo por veranadas en Parque Patagonia y reconocen su aporte a comunidades

Comparte este contenido

Entendiendo el “importante aporte que las Áreas Silvestres Protegidas (ASP) significan para el país y las comunidades locales”, la Asociación Gremial Campesina de Puerto Guadal envió una carta al ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward para que constituya una mesa de trabajo transversal “con la información clara respecto a los límites” del Parque Nacional Patagonia.

En la misiva, el presidente José Barrientos Ibáñez hace una detallada explicación de la posición de los pobladores frente a la controversia suscitada en los últimos días a partir de los pronunciamientos públicos del senador UDI David Sandoval, sus correligionarios alcaldes de Cochrane Patricio Ulloa y Río Ibáñez Marcelo Santana, además del edil DC de Chile Chico Ricardo Ibarra.

En el texto, los campesinos refuerzan que reconocen la importancia de las ASP “ya que sin duda este tipo de espacios permiten asegurar la biodiversidad de especies, porque es lo que corresponde y es fundamental para las futuras generaciones, además de posicionar este territorio, en el caso  de la Red de Parques de la Patagonia, en el imaginario turístico mundial”.  Para ellos, “esto no es solo orgullo, estamos convencidos es una oportunidad de desarrollo sustentable para Aysén”.

Sin embargo lo anterior, y “pese a los múltiples beneficios que representan, tenemos inquietud sobre los límites e implicancias legales de la conformación de la Red de Parques, ya que podría significar, debido a la falta de rigurosidad que ha existido por parte del Estado en comunicar ni contrastar previamente estos nuevos límites, conflictos de interés con pobladores rurales que han accedido históricamente a veranadas en terrenos fiscales aledaños a la ex estancia y que podrían ser ahora parque”.  Explican que se podría tratar de “usos incluso con trámites de solicitud o ya entregadas, existiendo en  otros casos uso asociado a servidumbres históricas”.

En este sentido, indican que “una posible restricción en este uso sería una limitante para las  economías familiares del sector”.  Agregan que en el último tiempo se han visto “constantemente rodeados de diferentes iniciativas que van más allá de la identidad y sustentabilidad campesina, que afectan el agua y los terrenos que históricamente usamos”, pero a la vez habría otras “que sí se alinean completamente con nuestra forma de vida, como el turismo consciente, que nos permite seguir siendo campesinos dándole un valor agregado a nuestras actividades diarias”.

Ante esto, solicitan que “el Ministerio de Bienes Nacionales haga un estudio acabado de los usos de la tierra, servidumbres de paso históricas, de los títulos de dominio actualmente entregados y del rol de saneamiento o regularización de usos irregulares efectivos que puedan existir para proponer acciones necesarias para mitigar los potenciales conflictos de uso de tierras”.  En este sentido, requieren que “todo esto se converse con las comunidades vecinas”.

Asimismo piden que “se socialice la información respecto al polígono presentado como parque, para desde ya identificar potenciales afectados, lo que se traducirá en una conversación con información cierta más allá de la especulación y así poder plantear soluciones que mejoren el proceso de creación de los parques, considerando los otros usos de la tierra principalmente los asociados a las economías familiares campesinas que dependen de ellos y que son parte de la identidad regional, es decir se de prioridad a la regularización de usos de veranadas”.

Y, por último, consideran “urgente” y como el mejor mecanismo, que se constituya “una Mesa de Trabajo con la información clara respecto a los límites, mesa que esté integrada por los ministerios de Medio Ambiente,  Bienes Nacionales y Agricultura,  además de las organizaciones campesinas, parlamentarios y quienes sientan que pueden ser un aporte en dicho proceso”.

La carta, que refuerza que “el sector de Mallín Grande y Puerto Guadal es casi en su 100 % ganadero-campesino”, fue enviada con copia a la intendenta de Aysén, los ministros de Medio Ambiente y Agricultura, los seremis de Bienes Nacionales, Agricultura y Medio Ambiente, el Contralor y los senadores David Sandoval y Ximena Órdenes, además de los diputados Aracely Leuquen, René Alinco y Miguel Angel Calisto.

La misiva recoge el tenor de la reunión que sostuvo la AG Campesina en Puerto Guadal el 28 de marzo con el senador David Sandoval, donde se dejó en claro que lo importante de todo esto es buscar soluciones para los pobladores afectados y no convertir la discusión en la disyuntiva “parque” o “no parque”, lo cual polarizaría infructuosamente el debate y dejaría a los campesinos sin una solución a sus requerimientos actuales.

Por, Patricio Segura.

Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
También sé parte, envía tu vídeos fotos y denuncias!
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove