Estrechez de cultura: ¿Hacia dónde va Coyhaique?

Por Sebastián Rubilar

Una de las cosas más importantes en la sociedad es la cultura de esta, ya que en cierta manera define la forma de ser de las personas, influida por componentes de esta como la educación recibida. Pero, si tomamos el concepto de cultura como la expresión de nuestros valores, actitudes, pensamientos y la forma en la que los comunicamos, ¿En qué lugares tenemos la oportunidad de expandir nuestro nivel de cultura, desarrollándonos como personas? ¿Hay lugares para hacer esto en nuestra región? Los hay. Pero, ¿Son suficientes y eficientes?

Movámonos hacia la capital de nuestra región: Coyhaique, para tener un mejor punto de referencia respecto a este tema.

EL CENTRO CULTURAL

Si retrocedemos en el tiempo, específicamente al año 2006, nos encontramos con el inicio de lo que sería “La casa de la cultura” de Coyhaique, fundada bajo la ayuda del gobierno, con el fundamento del en ese entonces Alcalde, David Sandoval, de que su construcción ayudaría al desarrollo cultural regional.

En el año 2012 se reinauguró este edificio como el Centro Cultural Coyhaique (CCC), en el cual actualmente se realizan distintos eventos públicos como obras teatrales, cine, talleres, visitas guiadas, concursos y demás cosas que ayudan a desarrollar la cultura en la ciudad y en la Región, lo que ha supuesto un gran aporte para la población tanto como entretenimiento y culturización.

MI EXPERIENCIA CON EL CENTRO CULTURAL

Sin duda este espacio es digno de enmarcar dentro del muro de la cultura de la capital regional. En febrero de 2017 me uní a un grupo de compañeros del Liceo San Felipe Benicio, otros conocidos y amigos para realizar lo que sería la Exposición de Arte Juvenil Coyhaique. Luego de jornadas de arduo trabajo tanto nuestro como de la creadora de esta idea, Javiera Calvo, pudimos realizar esta exposición que fue realmente un éxito en la comunidad. Hubo sin duda, una dificultad que se nos sumó: la cantidad de papeleo del Centro Cultural para la realización de este evento.

Sin duda es justificable, que de parte de un ente serio como lo es el CCC nos pidieran tanto papeleo, algo tan grande debía estar fielmente organizado y debía funcionar. Y con compromiso y trabajo lo logramos. Fue un éxito, repito. Esto demuestra sin duda, que sigue siendo muy difícil poder fomentar la cultura en nuestra región para personas comunes y corrientes como nosotros.

 

Realicé una encuesta el año pasado a 105 alumnos dentro del Liceo San Felipe Benicio, para evidenciar la falta de lugares donde desarrollarnos culturalmente en nuestra región, con las siguientes preguntas y resultados:

  • ¿Qué otros lugares, aparte del Centro Cultural, tenemos en Coyhaique para desarrollarnos culturalmente como personas y salir de la rutina diaria?

Las respuestas que obtuve aquí fueron mayoritariamente la Biblioteca Regional, el Liceo y las áreas verdes. Demostrando una clara falta cultural que nos lleva a la siguiente pregunta:

  • ¿Crees que estos lugares son suficientes para satisfacer la necesidad cultural de los coyhaiquinos?

El resultado en esta pregunta fue de un categórico 100%. Las 105 personas opinaron que la cantidad de lugares de desarrollo cultural en Coyhaique no es suficiente.

Ante la duda de ¿qué lugares deberían aparecer para fomentar el desarrollo cultural?, las entrevistas señalaron que en la ciudad hacen faltas cosas como: un Centro de Convivencia, un teatro, un gran museo, y otro sinfín de cosas, entre las cuales destaca la más nombrada: un cine. Un cine funcional.

EL “CINE” DE COYHAIQUE

El Cine Municipal de Coyhaique es uno de los temas que más controversia ha generado estos últimos años, ya que la mayor parte del tiempo está cerrado debido a que en él se han llevado a cabo eventos culturales regionales, y esto ahora está siendo llevado a cabo en mayoría por el Centro Cultural. Lo que más anhelan los habitantes, sin embargo, es un cine que proporcione estrenos internacionales como los de las grandes ciudades del país, que proporcione estrenos internacionales y traiga consigo un gran interés social y fomente cultura en las personas.

La municipalidad ha hecho su esfuerzo este año, no hay que negarlo. Pero no es suficiente con lo que tenemos. Recientemente, acudí a una película en el Cine Municipal, y con lo que me encontré fue realmente sorpresivo, algo que no había visto antes en mis anteriores visitas a este lugar: una película que estuvo opacada por la conversación de las personas asistentes, el constante entrar y salir de las personas durante la película, y lo peor de todo, el cada vez más fuerte ruido hizo que los asistentes comenzaran a hacerse callar entre sí, lo que conllevó a una sala con más ruido aún, y llegó a extremos en que los insultos se hicieron escuchar más fuerte que cualquier cosa. Lo que menos necesitamos es un cine así, donde las personas se insulten a rienda suelta y empañen el disfrute de las otras personas. Esto fue un claro ejemplo para abrir los ojos respecto a la situación actual del Cine Municipal.

Respecto a las actividades o eventos culturales, la Municipalidad de Coyhaique posee un calendario con sus programaciones, que nos revela que se realizan aproximadamente tres actividades por mes. Aún tenemos tradicionales eventos, además, como el “museo viviente” del Colegio Mater Dei, muestras y actividades en otros lugares de la ciudad y demás.

A pesar de todo esto, está claro que la ciudad tiene una necesidad cultural grande, y que esperamos, en el futuro se vaya extinguiendo y con ello apareciendo nuevos lugares que ayuden a que Coyhaique se convierta en una ciudad con un gran desarrollo cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *