Edelaysen realizó trabajo conjunto con estudiantes del liceo agricola de Coyhaique

Alumnos de tercero y cuarto medio que estudian en el liceo Agrícola de Coyhaique reciben los conocimientos y la experiencia en el rubro eléctrico a través de clases impartidas por personal de la empresa.

Desde el 2014 es que profesionales de Edelaysen traspasan toda su experiencia y conocimientos a los estudiantes que cursan la carrera de electricidad en tercero y cuarto medio del Liceo Agrícola de la Patagonia.

Esta iniciativa desarrollada por el grupo Saesa busca contribuir a la entrega de información teórica y práctica a los alumnos de liceos industriales, que cuenten con la especialidad de electricidad, como es el caso de establecimientos educacionales en Monte Águila, Temuco, Paillaco, Osorno, Puerto Montt, Castro y Coyhaique.

Este año son 16 los alumnos del Liceo Agrícola de la Patagonia que reciben instrucción por parte de profesionales y técnicos de la Edelaysen, programación que se distribuye en 3 módulos durante junio a noviembre.

Roberto Peña Pradenas, encargado zonal de prevención de riesgos en Edelaysen, estuvo a cargo de la última clase impartida a los alumnos, donde destacó las normas y procesos para iniciar un trabajo seguro.

Para nosotros como compañía el tema seguridad es algo transversal, es un valor que vemos dentro y fuera del trabajo. Lo que podamos aportar a estos futuros trabajadores, independiente que sea nuestra empresa o no, es una responsabilidad social que nos hace más grande” señaló Peña.

De la misma manera Roberto Rojas, profesor de electricidad de tercero año medio del Liceo Agrícola de la Patagonia, resaltó la importancia del trabajar en condiciones idénticas a las reales, expresando que “para los chicos la práctica es lo más importante. Ponen en conocimiento todo lo que están aprendiendo en la sala, lo ven en la vida real. Mientras más cosas como esta se hagan, los chicos más motivados estarán saliendo de cuarto medio”.

Y entre los alumnos que participaron de la clase, Juan Ovando, de tercero medio, que viene de Comodoro Rivadavia, Argentina, corroboró que en el patio de entrenamiento “se ve la complejidad que conlleva llevar un trabajo de esta magnitud. Las responsabilidades que cargan los linieros en su cuerpo, de hacer el trabajo bien y hacer la tarea en el menor tiempo posible, pero siempre estando seguros. Ellos, y el trabajo que están realizando.” El trabajo de Edelaysen con los estudiantes de la región.

Rodrigo Muñoz, de Puerto Cisnes, hace tres años estudia en el Liceo Agrícola de la Patagonia electricidad, y también estaba presente en la clase. “El tema de la seguridad en los linieros que hoy vimos, claro, es complicado, es peligroso, pero a mí me gusta y me encuentro apto para este trabajo. Es lo que yo busco para mi futuro” señaló.

Por su parte Leonardo Morán, jefe de servicio al cliente de Edelaysen resaltó el espíritu del programa Liceos Eléctricos del Grupo Saesa, iniciativa que “llena de orgullo a nuestra compañía, principalmente por el voluntariado de nuestra gente, quienes son los que acompañan a los estudiantes entregando toda su experiencia y conocimientos, con mucha pasión y compromiso. Gran parte de nuestros colegas han egresado de un liceo industrial y han hecho carrera en la empresa, hoy día regresan a devolver la mano y eso demuestra una generosidad tremenda” puntualizó.

Finalmente cabe destacar que, en los cuatro años de funcionamiento del programa, ya son los 13 liceos y más de 1.000 los estudiantes de electricidad que han recibido los conocimientos de personal de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *